fbpx

TRATAMIENTO VERRUGAS PLANTARES

¿QUÉ SON LAS VERRUGAS PLANTARES?

Las verrugas plantares, conocidas también como papilomas, son lesiones víricas que aparecen en la planta de los pies. Están causadas por el virus del papiloma humano y pueden ser dolorosas o no dependiendo del tipo de verruga.

Suelen aparecer en niños y jóvenes, pero también pueden darse en personas mayores que tengan las defensas bajas.

Estas verrugas pueden transmitirse en superficies húmedas de piscinas o duchas públicas, pero también en playas o centros de actividades deportivas.

¿CÓMO TRABAJA LA CRIOTERAPIA CON LAS VERRUGAS PLANTARES?

La crioterapia se define como el "uso terapéutico del frío". Es un tratamiento que se lleva a cabo utilizando temperaturas extremadamente bajas.

Para eliminar los papilomas, se aplica nitrógeno líquido sobre la verruga, para así congelarla y destruirla. El producto químico ocasiona una ampolla alrededor de la verruga, que termina desapareciendo por sí sola.

Gracias a la crioterapia se consigue eliminar las células que están infectadas por el virus, pero es importante que acudas siempre al podólogo y no intentes auto-tratarte en casa, ya que puedes productirte una infección. Además, si descubres una verruga en uno de tus pies no debes dejar pasar mucho tiempo, dado que los papilomas se curan rápido si se tratan pronto y con los medios adecuados, pero pueden ser muy resistentes si no se tratan a tiempo.

TRATAMIENTO DE PAPILOMAS PLANTARES EN UN NIÑO DE 12 AÑOS

ANTES

verrugas plantares fotos

DESPUÉS

fotos de verrugas plantares

Aparecen varios papilomas en la base del primer dedo del pie y en la zona metatarsal. Estas lesiones víricas se producen por contagio en piscinas, gimnasios y vestuarios. Si no se tratan a tiempo, pueden aumentar de tamaño y extenderse, produciendo dolor.

Se realiza una sesión de crioterapia, utilizando nitrógeno líquido. Después de dos meses, observamos el resultado, con evidente mejoría. Por eso, es importante que revises tus pies y los de tus hijos con frecuencia y acudas a tu clínica podológica de confianza ante cualquier alteración.

CRIOTERAPIA EN MORAL CLÍNICA PODOLÓGICA

FACTORES QUE AUMENTAN EL RIESGO DE CONTAGIO

hongos en las uñas

Usar duchas, vestuarios y piscinas comunitarias

tratamiento hongos uñas

Compartir toallas o zapatos con personas contagiadas

lesiones

Tener el sistema inmunitario debilitado o corta edad

durezas

Presentar cortes, rozaduras o alteraciones en los pies

fascia plantar

No secar bien los pies y tenerlos húmedos con frecuencia

¿CÓMO SE PUEDEN PREVENIR LOS PAPILOMAS?

El entorno ideal para el contagio de una verruga plantar o papiloma son los lugares húmedos y concurridos, por lo que hay que tener cuidado especial cuando frecuentamos lugares como piscinas, playas, vestuarios o duchas comunitarias.

PROTEGE TUS PIES

Se aconseja llevar siempre chanclas cuando estemos en piscinas, duchas públicas y vestuarios, para tratar de proteger a nuestros pies del contagio.

REVISA TUS PIES

A veces las verrugas en el pie se confunden con ampollas o pequeñas callosidades y no se les da importancia. Ante la duda, acude a un especialista para aplicar el tratamiento adecuado.

MANTÉN UNA BUENA HIGIENE

Es importante secar bien los pies después de la ducha o el baño, así como mantener una buena higiene. La humedad y la sudoración favorecen la propagación del virus del papiloma.

PIDE TU CITA

En Moral Clínica Podológica te ofrecemos profesionalidad y experiencia. Destacamos la importancia de un tratamiento adecuado a tiempo. Contacta con nosotros.

Si crees que tienes una verruga plantar, ven a visitarnos a Moral Clínica Podológica para que la diagnostiquemos y tratemos de la forma más adecuada. Si la dejas sin tratar durante mucho tiempo, será más difícil eliminarla.

Vigila tus pies y los de tus hijos de manera frecuente y presta atención a las pequeñas lesiones de la piel, que pueden pasar inadvertidas fácilmente o confundirse con ampollas o callosidades. Las verrugas en la planta del pie no son lesiones graves, pero requieren un diagnóstico y tratamiento a tiempo.

En Moral Clínica Podológica recomendamos la prevención, el diagnóstico y el tratamiento temprano como mejor solución. Consúltanos ante cualquier alteración en la piel de tus pies.

DUDAS FRECUENTES SOBRE LAS VERRUGAS PLANTARES

¿Sigues teniendo alguna duda sobre las verrugas en los pies? En Moral Clínica Podológica tratamos de dar respuesta a todas las cuestiones que te puedan surgir.

Las verrugas plantares o papilomas son producidas por el virus del papiloma humano (VPH) y, aunque son una afección cutánea benigna, son contagiosas. Es frecuente ver a muchos pacientes que se han contagiado por caminar descalzos en piscinas o por utilizar duchas comunitarias sin llevar los pies bien protegidos con chanclas.

Estas lesiones víricas aparecen en las plantas de los pies por mecanismos de contagio directos o indirectos, como duchas, vestuarios, gimnasios (realizando actividades descalzos), piscinas, playas, superficies húmedas de baños o traumatismos mínimos o maceración de la zona, que hará que se inoculen los papilomavirus.

Pueden contagiarse incluso en casa, entre miembros de una familia que comparten toallas, zapatos o útiles de aseo. También pueden aparecer más verrugas en los pies en una misma persona por autocontagio, cuando se toca la verruga y luego otra zona del pie.

Las verrugas en las plantas de los pies se pueden ver en todas las edades, pero son más comunes en niños, por lo que debemos asegurarnos de que los más pequeños conocen la importancia de no caminar descalzos en piscinas y duchas. También hay que revisar los pies de los niños periódicamente y ser conscientes de que ellos suelen esconder el problema o no darle importancia.

Puede haber regresión espontánea de las lesiones, por lo que es recomendable revisar los pies periódicamente, incluso después de eliminar la verruga plantar.

Aunque su aparición es más frecuente entre niños y jóvenes, también pueden verse en pacientes de mayor edad con las defensas bajas.

Las verrugas plantares suelen ser redondeadas, con bordes bien definidos, duras y, a veces, dolorosas. A veces tienen la apariencia de un callo, por lo que pueden confundirse con esta lesión o incluso con ampollas o astillas clavadas. Pero poco a poco van creciendo y su apariencia va cambiando, pudiendo hacerse más grandes y dolorosas.

Pueden aparecer varios papilomas a la vez o de forma única. A veces incluso pueden verse las llamadas verrugas en mosaico, que son un cúmulo de verrugas pequeñas que van creciendo progresivamente, formando placas irregulares.

También pueden salir pequeños puntos negros en el interior de la verruga, llamados papilas.

Los papilomas generalmente aparecen en la planta del pie, donde hay más presión y fricción. Es frecuente que aparezcan en zonas sometidas a presión o de apoyo, por eso tienen crecimiento endofítico, es decir, en profundidad hacia dentro.

Se localizan en la zona más superficial de la piel y, aunque normalmente no producen dolor, pueden ser muy molestas si están situadas en zonas de presión o apoyo.

Existen distintos tratamientos para eliminar los papilomas, que se definirán en función del tamaño, el tipo de verruga, el tiempo de evolución o la edad del paciente:

  • Crioterapia: consiste en aplicar nitrógeno líquido sobre la verruga, de manera que se destruye al congelarla. Es uno de los tratamientos más frecuentes y eficaces.
  • Fórmulas de ácido salicílico en diferentes concentraciones.
  • Terapia con láser, cirugía e inmunoterapia.

En cualquier caso, cualquiera de estos tratamientos debe ser aplicado por un podólogo. El tratamiento será siempre individualizado, tras estudiar el caso.

Es muy importante no aplicar medidas caseras para tratar de eliminar la verruga en el pie, ya que puede propagarse, crecer, producir más dolor o hacerse resistente.

Las verrugas plantares son causadas por el virus del papiloma humano, que se contagia de forma directa cuando entra en contacto con pequeñas grietas o heridas en la planta del pie.

La causa de contagio más común es caminar descalzo por una zona en la que el virus esté presente, como duchas, piscinas, vestuarios, etc. Además, la humedad favorece la propagación del virus.

Como ya hemos visto, una verruga en la planta del pie también puede aparecer tras compartir zapatos o toallas con una persona contagiada, así como por autocontagio si nos tocamos otra verruga.

En muchas ocasiones las verrugas plantares son lesiones asintomáticas, pero otras veces pueden producir molestias o incluso dolor intenso, especialmente cuando están situadas en zonas de apoyo.

Podemos sospechar de un papiloma cuando observamos una lesión pequeña y áspera, similar a un callo. También es común la aparición de puntos negros, conocidos como semillas de verruga, dentro de la propia lesión.

Ir arriba
Call Now ButtonLLAMA YA