fbpx

Evita los sabañones durante los meses de invierno

¿Sabías que el frío y la humedad pueden ocasionar incómodas, molestas y dolorosas lesiones en tu piel y, especialmente, en la piel de tus pies? Dichas lesiones, conocidas como sabañones, no son solo cosa del pasado, cuando los inviernos eran más fríos sin las calefacciones de hoy en día.

¿Qué son los sabañones?

Los sabañones, también denominados eritema pernio o perniosis, son lesiones en la piel producidas por el frío o la humedad. Pueden aparecer en los pies en tiempo de invierno y bajas temperaturas.

Se trata de lesiones de color rojizo o violeta con inflamación, que aparecen en los dedos de los pies y también pueden aparecer en los dedos de las manos, la nariz y las orejas.

Sabañones

Se producen por la reacción de los vasos sanguíneos (generalmente en zonas más distales del cuerpo) ante la exposición al frío. Una contracción de los vasos sanguíneos (vasoconstricción) ocasiona falta de oxígeno y reacción inflamatoria.

Los sabañones son lesiones dolorosas, ya que producen ardor, picor e hinchazón en la piel. Si no se protegen los pies o no se tratan adecuadamente, pueden aparecer ampollas e incluso úlceras en la piel.

Este tipo de lesiones se producen con más frecuencia en las personas mayores, que tienen una mayor predisposición a sufrirlas.

Factores que aumentan el riesgo de sufrir sabañones

  • Problemas de circulación sanguínea, por la mayor sensibilidad a los cambios de temperatura.
  • Enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide.
  • Fenómeno de Raynoud.
  • El tabaco, ya que puede producir contracción de los vasos sanguíneos.

Consejos para evitar la aparición de sabañones

  • Mantén los pies secos.
  • Utiliza calcetines de algodón o lana y cámbialos con frecuencia, especialmente si están húmedos.
  • Lleva calzado aislante y utiliza botas impermeables en lugares húmedos, como en zonas donde haya nieve. En los días fríos, no lleves calzado que apriete o presione los dedos de los pies, ya que dificulta la circulación.
  • Realiza ejercicio de forma regular. Las personas más sedentarias pueden caminar o movilizar los pies.
  • Protege tus pies de la humedad.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • No fumes.
  • Mantén un estilo de vida y alimentación saludable, rica en vitaminas A, C y D.
  • Masajea e hidrata tus pies al final del día.

Ante la sospecha de sabañones, si observas algún cambio de los descritos en tu piel, es importante que acudas a un especialista para tratar cuanto antes las lesiones y evitar que progresen. Si no se tratan a tiempo, estas lesiones se pueden complicar, especialmente en personas mayores, diabéticas o con problemas de circulación sanguínea. En Moral Clínica Podológica podemos ofrecerte el tratamiento más apropiado para ti, después de estudiar tu caso de manera personalizada.

El tratamiento para los sabañones se decide según las características de las lesiones y el estado del paciente, variando entre tratamientos tópicos y medicación oral (vasodilatadores). Este último tratamiento se reserva generalmente para aquellas personas con otras patologías o lesiones muy dolorosas o persistentes.

Evita los cambios bruscos de temperatura, no acerques tus pies o manos afectadas a fuentes de calor como estufas o radiadores, evita rascarte las lesiones aunque produzcan prurito o picor, abrígate bien y mantén la piel hidratada.

— 

Podólogo en Moral Clínica Podológica.

Carmen Moral Autor
Carmen Moral es licenciada en medicina y cirugía por la Universidad de Zaragoza y Bachelor in Podiatry por Westminster University London, y es uno de los podólogos en Zaragoza de mayor prestigio.
Ir arriba
Call Now ButtonLLAMA YA