fbpx

Tendinopatías y tratamiento con láser frío de baja intensidad

Tendinopatias

La función principal de los tendones es transmitir fuerzas entre musculo y huesos.

La tendinopatía es un proceso inflamatorio que ocurre en el tendón y alrededor de él, cuando el tendón es lesionado.

Las tendinopatías son responsables del 30% de las lesiones musculoesqueléticas. Distintos factores influyen en la aparición de tendinopatías como la falta de calentamiento al realizar ejercicio físico, la falta de estiramientos adecuados, la edad también es un factor predisponente. 

La tendinopaía de Aquiles aparece con relativa frecuencia en atletas, Correr y un excesivo entrenamiento contribuye a su aparición.

Ejercicios y programas de estiramiento muscular se han utilizado en la recuperación de las tendinopatías.

Con el láser frío de baja intensidad se aplica una luz monocromática con una corta longitud de onda. Se ha demostrado que el láser frío de baja intensidad produce grandes beneficios en   los tendones lesionados, es conveniente aplicar sesiones de láser frío de baja intensidad en combinación con otras medidas como un programa de ejercicios y estiramientos.

La aplicación de sesiones láser produce una reducción del dolor en tendinopatías, los estudios demuestran reducción del dolor, mejora en la movilidad y en la función motora. Se produce un incremento en la síntesis de colágeno, y del aporte sanguíneo en el área (angiogénesis).

Tendinitis de Aquiles

La tendinitis de Aquiles es una lesión dolorosa, en muchas ocasiones afecta a  deportistas, representa aproximadamente un 11% de las lesiones en corredores. Esta lesión produce dificultades para correr e incluso para caminar. Afecta generalmente a personas de mediana edad. El tendón de Aquiles como otros tejidos de nuestro organismo, se vuelve con la edad, más rígido, menos flexible y más susceptible a lesiones.

Está lesión se produce por sobreuso, por alteraciones de la pisada como un exceso de pronación, cambios en el calzado o en la rutina deportiva

El primer y principal síntoma es el dolor en la parte posterior del talón. El dolor generalmente es mayor después de un periodo de inactividad.

Episodios repetidos de Tendinitis de Aquiles pueden producir una tendinosis, una lesión crónica y degenerativa que puede terminar en ruptura del tendón. 

El sistema láser fx 635 es un tratamiento efectivo, no invasivo e indoloro para la tendinitis de Aquiles. Está probado por la FDA ( Food and drug administration). Recomendamos la unión de las sesiones láser a otras medidas como estiramientos y programa de ejercicios.

El láser reduce la inflamación e incrementa el rango de movimiento. El láser de baja intensidad reduce dolor e inflamación estimulando la cicatrización de los tejidos blandos y las células musculares. Mejora la oxigenación de los tejidos y permite que las células dañadas absorban la luz del láser, incrementando el proceso de cicatrización.

En el área del sistema musculo-esquelético dañada o inflamada el láser incrementa la cantidad de ATP (energía celular) producida por la célula, para conseguir la reparación del tejido. El proceso de cicatrización requiere de este incremento de energía celular. La proliferación celular y los mediadores inflamatorios ayudan a reducir la inflamación, el edema y la regeneración de los tejidos. Incrementa el aporte sanguíneo, la producción de colágeno y la reparación de tejidos óseos, musculares y nerviosos.

Disfunción del tibial Posterior, Tendinitis del Tibial Posterior

El musculo Tibial Posterior se origina en la parte posterior de Tibia y Peroné, se dirige a la parte interna del tobillo, el tendón se inserta en el escafoides, primera y segunda cuña y bases de 2-3-4 metatarsianos. El tendón está cubierto por una vaina que lo protege del roce con el hueso.
El tibial Posterior da soporte al arco del pie, controla la pronación. Absorbe el impacto del pie en el suelo. Es un estabilizador del arco longitudinal medial del pie

La disfunción del Tibial posterior es una patología frecuente en corredores, La carrera exige esfuerzo al tendón, un exceso de entrenamiento, una mala pisada (exceso de pronación) o una sobrecarga  puede producir tenosinovitis (inflamación de la cubierta protectora que recubre el tendón) o tendinitis. La tendinosis es un desgaste del tendón.

En no deportistas es más frecuente en  mujeres a partir de la cuarta década, el sobrepeso y la diabetes son factores predisponentes..

Las personas que sufren disfunción del Tibial posterior notan dolor e inflamación a lo largo del tendón afectado, si no se trata, el arco plantar se empieza a hundir y aparece “el Pie plano adquirido”, produciendo dificultades para correr e incluso para caminar

El tratamiento depende del estadío de la lesión, (inflamación, degeneración, rotura parcial etc)

La plantillas realizadas a medida dan soporte al arco plantar, relajan la tensión del tendón tibial Posterior. Corrigen las alteraciones en la pisada que producen esta patología.

Será necesario utilizar calzado adecuado con las plantillas a  medida. 

El láser frío de baja intensidad con una determinada onda y frecuencia ayuda a reducir la inflamación y el dolor,  acelera el proceso de regeneración del tendón dañado.

Dependiendo del grado de la lesión se unirán otras medidas a la aplicación del tratamiento láser para conseguir resultados rápidos y duraderos.

Efectos del láser fx 635:

-Reduce la inflamación

-Reduce el dolor

-Acelera el proceso de regeneración de tendón

Con las ventajas de ser un tratamiento no invasivo, indoloro y sin efectos secundarios

— 

Podólogo en Moral clínica Podológica.

­

Carmen Moral Autor
Carmen Moral es licenciada en medicina y cirugía por la Universidad de Zaragoza y Bachelor in Podiatry por Westminster University London, y es uno de los podólogos en Zaragoza de mayor prestigio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLLAMA YA Ir arriba